Uno de cada tres medicamentos puede generar interacciones que influyen sobre nuestra capacidad de conducción. Por esto motivo, y ante los millones de desplazamientos en coche que se producirán en los próximos días, los farmacéuticos recuerdan la necesidad de informarse y tomar una serie de precauciones que minimicen los riesgos al volante. En España, según diversos estudios, el 17% de los conductores declara estar en tratamiento farmacológico, sin embargo tres de cada cuatro reconoce no tener información sobre el efecto de su medicación. A esto se suma, además, que muchos conductores utilizan medicamentos que no precisan receta y desconocen y minusvaloran los efectos que también pueden presentar.

Como cada verano, los farmacéuticos ayudarán a la ciudadanía malagueña a mantener unos correctos hábitos de hidratación. El Colegio de Farmacéuticos de Málaga se suma a la Campaña de Hidratación 2020 del Consejo General de Colegios de Farmacéuticos de España (CGCOF), en la que no solo se prestan consejos para la población general sino también para pacientes con determinadas patologías. El objetivo principal es concienciar a los malagueños sobre la importancia de mantenerse hidratados, especialmente durante el periodo estival.

Gracias al convenio de colaboración entre el Colegio de Farmacéuticos de Málaga y Meridiano, los colegiados pueden disfrutar de condiciones únicas en el seguro de Protección Familiar y en el seguro de Decesos de esta compañía. En el primer caso, además de la prestación de servicio fúnebre, se incluyen garantías adicionales como asistencia jurídica, atención médica o cobertura ante hospitalizaciones.

El Colegio de Farmacéuticos de Málaga (ICOFMA) hace un llamamiento a la calma a la hora de recoger de las farmacias sus kits gratuitos de tres mascarillas quirúrgicas que ofrece la Junta de Andalucía. Se trata de una acción desarrollada desde la Consejería de Salud y Familias junto al Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF) y dirigida a las personas mayores de 65 años y pensionistas. Desde este mismo miércoles, los farmacéuticos han comenzado a dispensar los kits a esta población.

Las farmacias de Málaga realizaron un total de 7.584 entregas de medicamentos a domicilio durante el estado de alarma, facilitando así el acceso a fármacos a los colectivos más vulnerables y a las personas que no podían salir de sus casas para retirar su medicación. En total, han prestado estos servicios 269 farmacias, el 39 % del total. De media, cada farmacia que ha activado este procedimiento ha entregado 28 medicamentos directamente en los domicilios.

Desde este miércoles, 15 de julio, entra en vigor en Andalucía la obligación de llevar mascarilla en todo momento salvo para algunas excepciones. Ante esta medida, el Colegio de Farmacéuticos de Málaga y el Consejo Andaluz de Colegios de Farmacéuticos (CACFOF) señalan la preparación de las farmacias para garantizar el suministro de mascarillas, y por tanto, garantizar esta medida de higiene y prevención de la COVID-19. La nueva Orden del Gobierno andaluz establece el uso obligatorio de mascarillas tanto en espacios cerrados como abiertos, para una mayor protección ante posibles nuevos brotes del coronavirus en la Comunidad.

El Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF) presentó el 9 de julio la campaña #SiempreDeGuardia, con la que se pretende homenajear a los farmacéuticos por la labor realizada durante la pandemia y visibilizar su valor como profesionales sanitarios. El Colegio de Farmacéuticos de Málaga se suma a esta iniciativa al destacar el papel clave que han tenido las farmacias durante la emergencia sanitaria del coronavirus.

El Colegio de Farmacéuticos de Málaga (ICOFMA) celebrará el 19 de agosto un acto homenaje a los farmacéuticos y empleados de las oficinas de farmacia fallecidos durante la crisis sanitaria del coronavirus. En los últimos meses, la COVID-19 se ha llevado la vida de 21 profesionales de farmacias (16 farmacéuticos y cinco técnicos). Para honrar su memoria, el Colegio les dedicará este año su ‘H de Oro’. 

El Colegio de Farmacéuticos de Málaga se suma a dos iniciativas emprendidas recientemente desde el Consejo Andaluz de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CACOF). Por un lado, el desarrollo de una campaña para la recuperación de las coberturas vacunales en Andalucía. Su importancia radica en el significativo descenso registrado en las tasas de vacunas por el confinamiento de la COVID-19.

200 pacientes con lupus de la provincia de Málaga podrán recoger en las farmacias dos kits de fotoprotección al año gracias a la colaboración entre el Colegio de Farmacéuticos de Málaga y la Asociación Lupus Málaga y Autoinmunes (ALMA). A la iniciativa se han sumado los laboratorios y empresas farmacéuticas Acofarma, Bidafarma, Hefame e Interapothek.

El 21 de junio está declarado por la Organización Mundial de la Salud como el Día Mundial de la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA). Se trata de una enfermedad con un alto impacto sociosanitario en los pacientes, su familia y su entorno, con la que la profesión farmacéutica tiene el compromiso  de apoyar  de forma continua  la labor de las asociaciones de pacientes de esta enfermedad.

La ELA es una enfermedad neurodegenerativa del sistema nervioso central que produce una debilidad y paralización muscular progresiva hasta desencadenar una insuficiencia respiratoria que provoca la muerte. Tras la demencia y el Párkinson, es la tercera enfermedad neurodegenerativa por incidencia, con hasta 5 casos por cada 100.000 habitantes a nivel mundial, y afecta tanto a mujeres como a hombres –a estos un poco más- de entre 50 y 70 años de edad. Se estima que en el mundo hay medio millón de personas con esta enfermedad. En España, anualmente se detectan 1,4 casos por 100.000 habitantes, lo que se traduce en unos 3 nuevos diagnósticos cada día que equivalen a unos 1.000 al año. A pesar de su incidencia tiene una prevalencia baja debido a su elevada mortalidad, pues la esperanza de vida desde su diagnóstico se sitúa en torno a los 5 años.

Al desconocerse su causa y gran parte de su fisiopatología, no se dispone, hasta el momento, de tratamientos curativos, y dado su carácter progresivo e irreversible, el principal objetivo es controlar sus síntomas, prevenir complicaciones y mejorar la calidad de vida de pacientes y cuidadores. En este contexto, el papel del farmacéutico como profesional sanitario tiene un múltiple cometido, que abarca desde colaborar activamente en la detección precoz de la ELA, hasta participar tanto en el proceso terapéutico, como en la atención que requieren pacientes y cuidadores.

Estamos ante pacientes crónicos que mayoritariamente son tratados en el ámbito ambulatorio, además de con el riluzol -un medicamento de ámbito hospitalario cuyo principal efecto es desacelerar moderadamente el progreso de la enfermedad- con diversos fármacos para manejar los síntomas más molestos. Por su proximidad y accesibilidad, el farmacéutico es un profesional sanitario esencial para los pacientes de ELA. Además de participar en el equipo multidisciplinar necesario en el abordaje de la enfermedad, el farmacéutico comunitario, en colaboración con los especialistas del ámbito hospitalario, facilita el acceso a los medicamentos usados en el tratamiento sintomático, contribuye a prevenir los problemas relacionados con los mismos, y mejorara los resultados mediante el seguimiento, la conciliación y la adherencia a los tratamientos.

Un firme compromiso sanitario y social

La ELA es una enfermedad que genera dependencia, y tiene graves efectos sanitarios, sociales, económicos y emocionales. Por eso, es importante que el farmacéutico anime activamente a familias y cuidadores a integrarse en asociaciones de pacientes, que ayuden a afrontar situaciones complejas. En este sentido, el Colegio de Farmacéuticos de Málaga y el Consejo General de Colegios Farmacéuticos reconoce y apoya la gran labor de las organizaciones de pacientes de ELA para ayudar a los enfermos y sus familias y se une y hace suyas sus reivindicaciones para desarrollar más investigación y una asistencia integral.

En concreto, el Consejo General colabora con la Fundación Luzón, Unidos contra la ELA, con la que suscribió un convenio hace dos años con el objetivo de visibilizar la enfermedad, apoyar a las personas afectadas y concienciar a la sociedad sobre las dificultades que sufren diariamente. Fruto de ese acuerdo son acciones como la campaña La ELA, una realidad ignorada. Tu farmacéutico te acompaña en la que han participado farmacias malagueñas y de toda España; actividades formativas para profesionales que incluyen desde webinar hasta infografías; o una guía para mejorar la atención a los pacientes de ELA desde la farmacia comunitaria. Además en portalfarma.org existe un sección específica dedicada a esta enfermedad que agrupa diversos recursos entre los que se incluye un listado de asociaciones de toda España.

Además, la semana pasada el Consejo General firmó con algunas de las asociaciones de pacientes más importantes de España, incluida la Fundación Luzón, Unidos contra la ELA, el manifiesto Atención integral al paciente crónico y complejo. Compromiso de la Farmacia Comunitaria con los pacientes; una auténtica hoja de ruta para mejorar su asistencia sanitaria y social. Con motivo de este Día Mundial de la ELA 2020, el Consejo General ha publicado un nuevo Punto Farmacológico dedicado a esta enfermedad. Consúltalo en este enlace.